viernes, 7 de octubre de 2011

Prestaciones sociales y concejales

Por: Alirio Figueroa

La derogada Ley Orgánica del Poder Público Municipal establecía en uno de sus artículos que los Concejales no devengaban sueldos y que solo percibirían dietas por la asistencia a las sesiones de la Cámara y de las Comisiones.

En atención a ello, la Contraloría General de la República sostuvo el criterio que la naturaleza del cargo de Concejal es producto de una elección, por lo cual debe descartarse cualquier consideración de dependencia laboral entre los ediles y el Concejo Municipal y por consiguiente no eran acreedores al pago de prestaciones sociales. Pero con motivo de la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de Emolumentos, Pensiones y Jubilaciones de los Altos Funcionarios y Altas Funcionarias del Poder Público, en fecha 12 de enero de 2.011; se produjo un cambio a nivel normativo que condujo a la Contraloría a revisar el anterior criterio.

En efecto, en un nuevo dictamen de la Contraloría, se establecen aspectos importantes entre los cuales destacan:

A) Que los Concejales por la particular forma de acceder al cargo, pertenecen a una categoría de funcionarios públicos que no se incluyen dentro de la agrupación tradicional como funcionarios de carrera o de libre nombramiento y remoción que realiza la Ley del Estatuto de la Función Pública, que contiene el régimen de carácter general aplicable a la función pública, de allí que en adelante se rigen, entre otra normativa por esa ley especial de naturaleza estatutaria que regula y establece, expresamente los límites máximos a los emolumentos, pensiones, jubilaciones y demás beneficios sociales que pueden percibir y que lo sujeta además, a las prohibiciones e incompatibilidades para el ejercicio del cargo, dentro de los cuales se encuentra el desempeño de otro destino público, salvo las excepciones previstas en el artículo 148 de la Constitución Nacional.

B) La citada Ley de Emolumentos, Pensiones y Jubilaciones, establece entre el Municipio y los Concejales un vínculo que origina el pago de una contraprestación mensual que se erige en la remuneración que le corresponde con ocasión a la prestación de sus servicios independientemente de su denominación o método de cálculo, según lo dispone el artículo 4 de esa Ley. De manera que es evidente que los Concejales están sujetos a una normativa de orden público que regula su vinculación como funcionarios con la entidad y donde se prevé la percepción que actualmente le corresponde por el ejercicio de la función pública legislativa local.

C) De acuerdo a lo anterior, y dada la condición de funcionarios públicos que tienen los Concejales, ellos tienen derecho a los mismos beneficios contemplados en la Constitución Nacional y en la Ley Orgánica del Trabajo y su Reglamento en lo atinente a la prestación de antigüedad y las condiciones para su percepción de acuerdo al artículo 19 de la aludida Ley Orgánica de Emolumentos, en concordancia con el artículo 28 de la Ley del Estatuto de la Función Pública; y

D) En conclusión, a partir de la vigencia de la referida Ley Orgánica de Emolumentos, los Concejales tienen derecho a percibir una retribución mensual que no debe exceder del monto máximo equivalente a cinco salarios mínimos; un bono vacacional; una bonificación de fin de año, y, las prestaciones sociales; a partir de la vigencia de esa ley.

1 comentario:

  1. Los concejales salientes pueden cancelarse sus pretaciones sociales aun cuando la sala sostiene que no

    ResponderEliminar